16 BITS

16 Bits, la vida como un videojuego, obra para niñas y niños, se escenificará en el Teatro Sergio Magaña 

  • Escrita por Hiram Molina y dirigida por Anabel Domínguez, con la compañía Haruki Teatro, se escenificará los sábados y domingos, del 9 al 31 de octubre

¿Qué sería capaz de hacer una madre por su hija?, este es uno de los cuestionamientos que hace la puesta de teatro para niñas y niños 16 Bits, que se presentará en temporada del 9 al 31 de octubre, los sábados y domingos, en el Teatro Sergio Magaña de la colonia Santa María la Ribera.

16 bits es una obra escrita por Hiram Molina, dirigida por Anabel Domínguez para la compañía Haruki Teatro. Se trata de una pieza que reflexiona acerca de varios problemas que viven hoy las sociedades contemporáneas: el hecho de ser niño, la vida en nuestros días, la ausencia del padre, las repercusiones de ésta en familia y la absorbente presencia de las tecnologías de la comunicación en la vida cotidiana.

Y es que la historia es compleja: Thea es una niña de once años que perdió la capacidad para comunicarse con el mundo, sus días transcurren inmóvil frente al televisor y conectada a una vieja consola de videojuegos de 16 bits, único recuerdo que tiene de su padre que era programador de dichos aparatos.

Lucy, su mamá, quien por azares del destino se ve sola ante el reto de criar a una hija encerrada en su mundo, lucha por traer de vuelta a Thea, quien ha desarrollado su propio universo interior en el que sí puede caminar y controlar todo lo que ahí pasa, hasta a Flick, su amigo imaginario y avatar de su videojuego.

De 11 años, la pequeña, ante la ausencia de su padre, crea un universo fantástico con su gran imaginación, al mezclar la leyenda de Moby Dick –el libro que todas las tardes Lucy le lee– y el extraño mundo de la Meseta de Leng (ciudad imaginaria de la literatura del escritor norteamericano Howard Phillips Lovecraft) llena de los dioses “primordiales” que se alimentan de los recuerdos de las personas. 

La madre trata de ayudar a su hija, pero para ello tendrá que entrar en ese mundo convirtiéndose en un avatar: Mitsuki, una heroína legendaria, y junto con Flick las tres vivirán una aventura para llegar al Puente de Cristal, una conexión que nadie ha visto pero que –dice una leyenda– aquellos que logren atravesarlo podrán hacer realidad cualquier cosa.

Es extraña la relación entre los tres personajes debido a que sus recuerdos son frecuentemente devorados por los “primordiales”, lo cual provoca que no recuerden quiénes son, ni qué hacen juntos.

Sin embargo –explica el dramaturgo Hiram Molina– los tres comparten una idea en común, que es, al mismo tiempo, un objetivo: llegar al puente de cristal que se encuentra detrás del faro de la Meseta de Leng.

Y agrega. “El viaje de Thea, en compañía de sus nuevos amigos, a los que olvida a cada instante, no sólo es una aventura fantástica que todos quisiéramos vivir, es, también, un recorrido introspectivo por la mente de una niña que no ha sido capaz de procesar la separación de sus padres. 

“En vez de aceptar el hecho, construyó un mundo fantástico cuyos sólidos cimientos fantásticos se nutrieron con su imaginación y con los referentes culturales que le dieron sus padres. El problema es que se encerró en este mundo y ahora no recuerda cómo salir de él”.

Haruki Teatro es una compañía fundada en 2012 y especializada en montajes para niños y jóvenes. Está conformada por un grupo de profesionales que unen esfuerzos para contar historias fantásticas y emotivas, que inspiren la imaginación y que unan el pensamiento mágico y la razón, a través de acciones escénicas que se apoyan en el uso de títeres y otros recursos teatrales.

Producción de Haruki Teatro y Cortejo Producciones (esta última productora de espectáculos escénicos encabezada por Eloy Hernández Mendoza), quien recientemente falleció y colaboró en puestas en escena, festivales y premiaciones de forma independiente y en coproducción con otras compañías, instituciones e iniciativa privada. 

“Eloy en vida tuvo la misión de crear, gestionar y promover espectáculos escénicos a través del diálogo directo y cercano entre las personas y el hecho escénico. Siendo 16 bits una de las últimas puestas en escena en que llevó a cabo la producción general y ejecutiva”, afirman los integrantes de la propuesta.

16 bits se escenificará del 9 al 31 de octubre, los sábados y domingos a las 13:00 horas, en el Teatro Sergio Magaña (Sor Juana Inés de la Cruz 114, colonia Santa María La Ribera, Metro San Cosme), con respeto a las disposiciones del semáforo epidemiológico vigente: uso permanente de cubre-bocas, gel anti-bacterial y registro de código QR por parte tanto del personal del teatro como de los espectadores. 

Entrada general, 168 pesos. Aforo al 75% de la capacidad de público del Teatro. Los boletos se pueden adquirir en la taquilla del teatro y en las plataformas digitales de Ticketmaster. 

Para conocer la programación de la Dirección del Sistema de Teatros de la Ciudad de México, visite las redes sociales: Facebook @TeatrosCdMexico, Twitter @TeatrosCdMexico e Instagram @teatroscdmexico.

 Siga a la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México a través de su página oficial (https://cultura.cdmx.gob.mx/), sus redes sociales (FacebookTwitterInstagram y YouTube) y en la plataforma digital Capital Cultural en Nuestra Casa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *