CANDYMAN

CANDYMAN

NO DIGAN SU NOMBRE PARA QUE DESAPARESCA

Por: Elliot Barrascout Ramírez

Llega una nueva entrega de la cinta clásica de 1992 Candyman, que por así decirlo es una secuela de esa cinta, pues podemos ver algunos años después que ha pasado con los sobrevivientes y sobre todo con la leyenda urbana que al parecer ya había muerto, pero que un día renació gracia a un artista plástico y su deseo de conocer más sobre ese mentado personaje.

La leyenda cuenta que si dices 5 veces su nombre frente al espejo se aparecerá y te asesinara, cosa que no solo crea terror, si no bastante intriga entre la gente, así que algunos curiosos lo harán y tendrán muertes bastante horribles, obvio la policía no cree mucho en aparecidos y sabrán que se tratara de un asesino en serie.

Anthony McCoy (Yahya Abdul-Mateen II) el artista visual que trajo a Candyman de regreso gracias a una de sus exposiciones, comienza a tener pesadillas sobre ese personaje, pero sobre todo empieza a ver cambios radicales en su mente y cuerpo, él sabe que algo terrorífico le esta pasando y acudirá con su madre, quien le contara la triste historia ocurrida hace años atrás cuando era un bebe y sobre el demonio al que no pretende nombrar.

Como idea es bastante interesante, y como leyenda urbana es en verdad fascinante, pero como producto cinematográfico es totalmente fallido, pues pretende ser un filme de horror y la verdad no lo es y pretende ser un slasher y tampoco lo cumple, así que en los géneros que debería de encajar termina decepcionando para volverlo un simplón drama de la calidad de la rosa de Guadalupe, porque para colmo es totalmente predecible.

Actuaciones planas, guion aburrido, efectos chafas de principio a fin y una constante victimización de la raza negra en todo el filme, entonces ahora el filme termina siendo de denuncia, la verdad ni al caso, aparte es un filme que traiciona totalmente la ideología del personaje, que te mataba si lo invocas y al inicio mata a una persona que ni lo nombro y rumbo al final mata a unos policías que tampoco lo mentaron, pero quizás era para salvar a su novia atrapada en la patrulla, así que por sus huevos y porque así lo determina el guion el personaje asesinará porque quiere y porque puede aunque ni lo topes.

Que triste es que retomen clásicos de la cinematografía para según ellos actualizarlos y darles un toque fresco, pero en verdad aquí es vomitivo todo lo presentado en pantalla, no hay nada que te atrape, falla todo, sobre todo el guion y para colmo deja un final abierto para quizás pronto ver más aventuras de este hombre enmielado es esta cinta olvidable, innecesaria, pero eso sí, muy incluyente.

Candyman es una de las peores decepciones del 2021 y no porque esperáramos una gran cosa, digo la original tampoco fue un gran filme, pero al menos esperábamos que la visión de Jordan Peele, nos entregara algo más digno y no tan chafa, esperábamos muertes más visuales, porque no se ve ninguna, esperábamos mínimo una explicación del Candyman, sobre todo para aquellos nunca han visto la original, pero tampoco la hay, solo vemos como de manera algo forzada y poco original te unirán esta versión con aquella, en verdad es una porquería de película, así que evítela a cualquier precio o véala bajo su propio riesgo.

Lo bueno: La leyenda urbana

Lo malo: Toda la película

Factor Xhale: Final abierto para hacer más entregas de esta porquería

Candyman (USA, 2021)

Director: Nia DaCosta

Protagonistas: Yahya Abdul-Mateen II, Teyonah Parris, Nathan Stewart-Jarrett

Guion: Jordan Peele, Nia DaCosta

Género: Horror

Clasificación: B15

Duración: 91 Minutos

Distribuye: Universal Pictures México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *