CALLES EN GUERRA

CALLES EN GUERRA

EN EL BARRIO… DE LAS DROGAS

Por: Elliot Barrascout Ramírez

Después de mucho tiempo de no tener al gran Jean-Claude Van Damme en pantalla grande, por fin estrena un filme en cines, lamentablemente llega una cinta bastante mala donde este héroe cinematográfico de los ochentas y noventas es un personaje más de la trama y que sale poco, no habla y no hace practicante nada.

En un pequeño barrio de Washington a tan solo 20 minutos de la casa blanca, se encuentra un barrio bravo, comandado por la Mara Salvatrucha, quien tiene dominado el negocio de la droga, pero todos viven en paz y los más jóvenes están felices de trabajar con ellos, como Lucas (Elijah Rodríguez) quien a sus 14 años es un Camello y literalmente el brazo derecho del líder, hace cobros y le tiene confianza y gran cariño, pero cuando planean inicializar en el negocio a su pequeño hermano de 10 años esto no le agrada y se lo llevara de ahí.

En su huida el ex veterano de guerra Daniel (Jean-Claude Van Damme) les ayudara a escapar, pero todo es inútil, pues rápidamente los atrapan, sobre todo porque llevan dos paquetes muy espéciales que deberían entregar,  el líder está en la boda de su hermana y no desea ser molestado, pero este caso necesita su principal atención, pero Daniel llegara a ayudar a los pequeños de una muerte segura.

Esta es la típica cinta que hemos visto como miles de veces, de los jóvenes que deben de librarse de las pandillas para ser alguien en la vida, (Como de la rosa de Guadalupe) pues como es bien sabido, por los filmes gringos, las colonias de latinos en Estados Unidos, son puro vicio, perdición y clichés y aquí no es la excepción, es de esos barrios que neta da miedo pasar por ahí por todos los malos tatuados y armados que lo habitan, solo falta Lin Manuel Miranda cantando su rola Piragua.

Pero la gracia de este filme era la presencia del buen Jean-Claude, que a pesar de tener muchos churros en su haber, es un actor muy querido y taquillero, o al menos antes lo era, pero con este horror hasta deberíamos pedir que no se acerquen a más de un kilómetro de este filme, pues en verdad el héroe hollywoodense esta como de vil relleno, literalmente no hace nada, salvo conducir el auto en su huida, porque ya ni pelear puede, aparte cuando intentan justificar porque quedo mudo y medio loco, nomás es algo tan infame y soso que termina por caerte mal.

Guion terriblemente estructurado, es aburrido, pasan 42 minutos para que haya algo de acción y la poca que hay tiene miles de cortes y movimientos de cámara, esto con la finalidad de vivir la adrenalina, pero la realidad es que no terminas por ver nada y eso es por el bajo presupuesto que les impide destruir autos realmente y de paso para que sientas que Van Damme va muy rápido cuando en verdad va a velocidad bastante moderada.

Un filme que prometía mucho, al menos por su tráiler y su poster (el americano está bien padre, no como el mexicano que está bien gacho), pero en su realización, actuaciones y en todo lo demás en una terrible decepción, evítela a cualquier precio.

Lo bueno: Volver a ver a Jean Claude Van Damme en cines

Lo malo: Volverlo a ver en una pésima cinta

Factor Xhale: Le avienta la chamarra y ¿a poco no sintió el peso extra?

Calles de guerra (We Die Young, USA, 2019)

Director: Lior Geller

Protagonistas: Jean-Claude Van Damme, David Castañeda, Elijah Rodríguez

Guion: Lior Geller, Andrew Friedman

Género: Acción, Crimen

Clasificación: B15

Duración: 92 Minutos

Distribuye: Dark Side Distribution

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *