PINOCHO

PINOCHO

UNA CREEPY Y OSCURA HISTORIA

Por: Elliot Barrascout Ramírez

En el año 2002 después de ganar su Oscar por la Vida es Bella, el actor italiano dio vida a la marioneta de madera, Pinocho, cosa que era en verdad muy extraño ver, pues un señor maduro actuando como niño y brincando mientras gritaba soy Pinocchio, soy Pinocchio,  era algo que daba mucho miedo (Todavía me despierto con pesadillas por esa cinta), ahora casi 20 años después regresa a un nuevo proyecto cinematográfico de Pinocho, solo que ahora en el papel de Geppetto, cosa que al menos va más de acuerdo a su edad.

El clásico por todos conocidos vuelve como por millonésima vez a los cines en una nueva y muy Creppy versión, donde ya todos sabemos de qué va la historia, un hombre maduro y solitario crea una marioneta que cobra vida para tras muchas disparatadas aventuras, logre por fin convertirse en un niño real.

Un clásico con el que muchas generaciones han crecido, por eso no es un spoiler el final, lo interesante de la trama es el crecimiento y aprendizaje del personaje desde que empieza a caminar, conocer a grandes amigos y otros no tan buenos amigos, pasar peligros, descubrir al maldito destino y ver que el mundo son muy pequeño, por aquello de que encuentra a su padre dentro de la ballena,  y saber que la mentira no es buena hasta que encuentra la bondad en su corazón de madera.

Una aventura más apegada al libro escrito por Carlo Collodi y que en definitiva es un desfile de personajes extraños, freaks, creepys y poco atractivos y entráñales, sobre todo para los niños, aunque esta cinta la están vendido como familiar, a pasar de lo oscura, sórdida y fea que es, aparte es larga, cansada, aburrida y para colmo con una terrible cantidad de errores de continuidad y una pésimas actuaciones.

Nunca hay explicación de las cosas, brincan de una cosa a otra valiéndoles madre la continuidad,  de repente un madero se mueve por qué quieren que se mueva y ya,  no dicen si es un leño diabólico o hechizado, cuando Pinocho ya está construido conoce a otras marionetas que llevan hilos, pero extrañamente nunca un titiritero y con todo y esos errores el filme dura más de dos horas, porque en vez de explicar, mejor decidieron alargar escenas que no llevan a anda.

Roberto Benigni cada día realiza menos películas y la verdad hace bien, pues se quedó instalado en su papel de la vida es bella, es lo mismo a todo momento, hasta cuando se pierde Pinocho, el parece sonreír, lo bueno es que sale muy poco, pero bueno todos los demás también actúan horrible,  lo sobre actuado no resulta divertido y si hasta desagradable, incluso nos remonta a los 70s con las películas de caperucita, el lobo y el zorrillito, pero bueno esas eran más creíbles, adecuadas a su época y presupuesto, porque , aquí nada es bonito o agradable, así que por pura salud mental y de paso ahorrarse una lana en el cine, huyan de este horror y hagamos de cuenta que nunca existió como la del 2002.

Lo bueno: Que Roberto Benigni ya no es Pinocho

Lo malo: Toda la cinta

Lo peor: Pepe Grillo siniestro

Factor Xhale: Marionetas con hilos, peor sin titiritero

Pinocho (Pinocchio, Italia, 2019)

Director: Matteo Garrone

Protagonistas: Federico Ielapi, Roberto Benigni, Rocco Papaleo

Guion: Carlo Collodi (novela), Matteo Garrone

Género: Fantasía, Drama

Clasificación: B

Duración: 125 Minutos

Distribuye: Imagem Films Mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *