AMORES MODERNOS

AMORES MODERNOS

UNA FAMILIA NORMAL

Por: Elliot Barrascout Ramírez

Estrena una interesante cinta mexicana que retrata a la típica familia de clase media, que al final de cuentas ni tan típica, pues es una familia que esconde muchas cosas, mismas que se detonan a raíz de la muerte de Armida, la matriarca, lo que hace que todos se reúnan para su funeral, solo un suceso  así, los pudo volver a reunir.

Para el funeral, Carlos (Andrés Almeida) el hijo mayor, le pide a su hermano Alex (Leonardo Ortizgriz) que venga, este se alejó 2 años por ser gay y no tener el apoyo de sus padres, pero actualmente su padre sufre Alzheimer y no recuerda mucho a sus hijos, solo ubica a Roció (Ilse Salas) quien tenía ya tiempo de visitar a la pareja de ancianos al ver que sus hijos nunca estaban, pero ella se ha ganado el cariño de ellos, sobre todo por que comparte algo más que una bonita amistad.

Por otro lado la esposa de Carlos, Ana (Ludwika Paleta) tiene algo más con el mejor amigo de su esposo, pero a este no le importa, lo único que le llama la atención es  porque Roció está dentro del testamento de sus padres, ella esta pasando un momento difícil, acaba de dejar a su esposo y esta consiente de la herencia y está de acuerdo con ella.

Como podemos ver, la cinta está cargada de infinidad de problemas, de esos que al programa de Silvia Pinal le hubiera encantado retratar, el empresario ocupado, que no le importa que su esposa lo engañe con su mejor amigo,  el hermano gay que siente que su familia lo traiciono, la chica sin padre que encuentra refugio en una familia nueva y que abandona a su pareja, y la pareja que sufre por el abandono pero que para olvidar ayudara a su vecina embarazada y feminista, sin duda mucho que mostrar en escasos 83 minutos.

El guion te mantiene entretenido en esta telaraña de intrigas, secretos y mentiras, el problema es que a pesar de tener tanto hilo de donde cortar como para hacer toda una temporada de La Rosa de Guadalupe y hacer algo en verdad dramático y sorprendente se van por una salida facilona y cero complicada, digo también es válido que no todo debe ser dramas de novela y que a veces los finales felices son algo que todos merecemos, pero sin duda un poco más de tratamiento en la historia se pudo agradecer de sobre manera.

Actuaciones bastante buenas, la fotografía no tanto, porque a veces tanto  close up, donde vemos a los actores medio cortados, no te deja a preciar bien el entorno de la situación, pero bueno, aquí lo que vamos explorando son los problemas de esta familia digamos disfuncional que los hará pensar detenidamente sobre su futuro una vez que salgan los secretos.

Amores modernos es una cinta mexicana que vale la pena ver, sobre todo porque no es la típica comedia cursi, ridícula y barata de esas que saturan los cines con los Derbez, Chaparro, Higaredas y demás personajes que sin duda son personajes plásticos, repetitivos, aburridos y olvidables, aquí por lo menos podemos ver una historia que puede ocurrir en cualquier familia mexicana y sirve para pasar el rato sin tanto drama

Lo bueno: Las actuaciones, la idea

Lo malo: todo se arregla demasiado fácil

Factor Xhale: La alerta sísmica a media cinta que nos espanta a todos

Amores modernos (México, 2020)

Director: Matias Meyer

Protagonistas: Ludwika Paleta, Leonardo Ortizgriz, Andrés Almeida, Ilse Salas

Guion: Matias Meyer

Género: Drama

Clasificación: B15

Duración: 83 Minutos

Distribuye: Cinepolis distribución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *