DON GATO Y SU PANDILLA (2011)

DON GATO Y SU PANDILLA
ENTRE GATOS HAY CLASES

Por: Elliot Barrascout Ramírez

Los clásicos y entrañables personajes creados por los inolvidables Hanna – Barbera, Don Gato y su pandilla dan el salto a la pantalla grande, la serie de apenas 30 capítulos que sin duda es la favorita del pueblo mexicano y que ha sido transmitida incansablemente desde su creación en 1961, cobra vida nuevamente gracias a Anima Studios, productora mexicana que ha estado detrás de proyectos de la calidad de El agente 00-p2, Magos y gigantes, Imaginum, AAA y la más famosa El chavo animado.

Al barrio de Don gato y su pandilla ha llegado un nuevo jefe de la policía, un niño mimado llamado Lucas Buenrostro, yerno del comisionado, que lo deja a cargo de todo, despidiendo a todo el cuerpo de policía y poniendo en su lugar a eficaces robots que impedirán el crimen, y al oficial Matute, quien era el ideal para el puesto de comisionado sustituto, lo mandan a una infame oficina donde no entra ni el aire.

Desde ese día hay menos crímenes, pero todos viven bajo sitio, y cuando Don Gato planea hacer de las suyas, Lucas va tras él, sobre todo porque tienen una cuenta pendiente donde este hábil felino, le hizo una jugarreta, así que para vengarse lo encarcelara, pero al no haber espacio en la cárcel de gatos será enviado a la cárcel de perros, donde su astucia lo hará poder subsistir entre tanto can.

La pandilla extraña a Don Gato y harán todo lo posible por sacarlo de la cárcel, así que pedirán ayuda a viejos y conocidos amigos para logra su objetivo, obviamente el oficial Matute, ayudara a sacarlo de la cárcel y entre todos derrocar el reino del terror de Lucas Buenrostro.

Con una animación muy por debajo a lo que Hollywood e incluso la serie clásica nos tiene acostumbrado, llega esta cinta, con una trama que sin duda no es muy inteligente y en ocasiones falla, pero al final del día la cinta se vuelve entrañable por que si bien muchas de las voces no son las originales, salvo la de Benito y Cucho a cargo del Maestro Jorge Arvizu, aquí si se preocuparon por que las voces fueran por lo menos medianamente parecidas a las originales, no como el horror de Los Pitufos y eso sin duda es el punto principal para correr a ver esta cinta.

Algo muy bueno es que en los 90 minutos de duración vemos un desfile de personajes clásicos, tipo Arabella, El Maraja de Pocaju, Laszlo Lozla y varios más, sin duda un toque que muchos agradecerán, por que al verlos, llegaran miles de recuerdos, sobre todo para todos aquellos de mas de 20 años y que la vieron o vimos de pequeños.

Sin duda se agradece el esfuerzo por traer estas series retro a la pantalla grande, se agradecería más si fueran mejor realizadas, es que sin duda la animación de estos señores, donde los fondos son padrisimos, pero los personajes quedan sobre expuestos, no lucen nada bien, nos recuerdan al también clásico Magicuento y la verdad si es necesario ver comunión entre todas las imágenes presentadas en pantalla, por cierto solo al inicio hay buen 3D, después este desaparece por completo.

Esta cinta vale la pena por el buen recuerdo que nos traerá a muchos y sin duda las voces son el mejor punto de toda la cinta, esos elementos son valiosos y harán que la cinta sea un éxitos, de ahí en fuera la mala animación y la tonta historia en verdad quedan de lado, Don gato forever.

Lo bueno: Las voces son entrañables
Lo malo: La animación, la trama
Factor Xhale: Los boletos están agotados y el teatro esta vacío.

Don Gato y su pandilla (México, Argentina, 2011)
Director: Alberto Mar
Voces: Jorge Arvizu “el tata”, Luis Fernando Orozco, Raúl Anaya, Eduardo Garza
Guión: Tim McKeon y Kevin Seccia
Producción: Fernando de Fuentes, José Carlos García de Letona y José Luis Massa.
Genero: Animación / Infantil
Clasificación: AA
Duración: 90 Minutos
Distribuye: Warner Bros Pictures

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *