CUERNAVACA

CUERNAVACA

CUANDO NO SE SABE CONTAR UNA HISTORIA

Por: Elliot Barrascout Ramírez

@elliotstitch

 

Tras la terrible muerte de su madre, Andy (Emilio Puente) tendrá que irse a vivir con su abuela (Carmen Maura) a su casona en Cuernavaca, el pequeño desea ver a su padre, al que tiene mucho que no ve, pues este vivía solo con su mama y desea estar con él para pasar este trago amargo, el problema es que Andrés (Moisés Arizmendi) está lejos por trabajo y no pude estar con él.

Andy simplemente no se adapta a vivir con su abuela, que en cero cariñosa e intentara hacer que su padre vaya por él, gracias a un celular que encuentra, pero mientras este llega, quedara impactado con Charly, el chakal hijo del jardinero, quien le mostrara el lado salvaje de la vida, a este niño consentido.

Cuando por fin Andrés llega a casa por Andy, el pequeño descubre que su padre es un desobligado, jugador y que no tiene intención de hacerse cargo de él, pero tras un terrible accidente, la abuela harta de Andy decidirá por fin enviarlo a Canadá con su Tía, pero justo cuando esto pasa regresa Andrés, quien se había ido, para llevarlo, pero Andy está seguro que ahora si se quedara con él.

Llega una cinta que pretende reflejar la madurez de un pequeño que al perder a su madre y ver que su padre es un inútil y su abuela, es una extraña para él, tendrá que buscar una figura paterna en un joven que su forma de ser, libre y despreocupada lo atrapa, incluso le agrada esa forma criminal que tiene, al grado de pedirle que lo deje entrar a robar a la casa de su abuela y el pequeño accede.

El problema de este filme es que lo contado no se ve reflejado, porque la idea no es mala, pero todo lo demás si, pues para empezar las actuaciones son terribles, el guion es torpe, carece de continuidad y solo vemos a un niño llorón que quiere ver a su papá y ya, no hay un clímax dramático, incuso en los momentos de supuesto drama, todo pasa a segundo término, porque es tan estéril lo visto en pantalla que la gente simplemente no conectara con lo que ve y terminaran olvidándolo.

La producción es pobre, los diálogos son terribles, la iluminación, la fotografía y hasta la musicalización son fatales, lo único que vale la pena es que le saben sacar provecho al torso desnudo de Diego Álvarez García, quien interpreta a Charly, pues se ve muy bien, de ahí en fuera, la cinta no tiene ni pies, ni cabeza, no tienen intensidad, dramatismo, o algo que pueda atrapar al espectador, el colmo es una escena casi al final del filme donde justamente se ve a Charly sin camisa, con la manguera en la mano echando agua y al pequeño abrazándolo muy cariñoso,  una escena que puede tener un doble sentido y que en verdad no tiene razón ni justificación.

Cuernavaca es una de esas cintas que no ofrecen nada, ni buena historia, ni buenas actuaciones, ni buena producción y que en general harán que el público solo odie más nuestra industria, este es un filme que se debe evitar a toda costa, pues se perfila para ser la peor del 2018, es un filme que no es congruente consigo mismo, ni con su propuesta, y para colmo es extremadamente aburrida, huyan por pura salud mental.

Lo bueno: El Chakal sin camisa

Lo malo: Toda la película

Factor Xhale: ¿El niño veía al Chakal como una figura paterna o como algo más?

Cuernavaca (México, 2017)

Director: Alejandro Andrade Pease

Protagonistas: Moisés Arizmendi, Mariana Gajá, Carmen Maura, Emilio Puente, Diego Álvarez García

Guion: Alejandro Andrade Pease

Género: Drama

Clasificación: B

Duración: 88 Minutos

Distribuye: Latam Pictures

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *