ALFA

ALFA

MI LOBO Y YO

Por: Elliot Barrascout Ramírez

@elliotstitch

 

Hace 20,000 cuando una tribu sale a cazar, Keda (Kodi Smit-McPhee) es herido y literalmente dado por muerto tras un enfrentamiento feroz con una manada que se supo defender del ataque, su padre Tau (Jóhannes Haukur Jóhannesson) líder de la tribu, no tiene más opción que dejar el cuerpo sin vida de su hijo a la mitad de la montaña.

Poco tiempo después resulta que Keda no estaba muerto y abandonado y herido tendrá que ir de regreso en busca de su tribu, pero a medio camino es cercado por una manda de lobos, pero logra herir a uno y los demás salen huyendo, dejando al herido ahí, obviamente a Keda le dará pena dejarlo a una muerte segura y lo curara y sin querer se harán grandes amigos.

Keda y el lobo tendrán que seguir su camino hasta buscar su tribu y aunque el lobo se desapareció por un momento regresa con él, pues está agradecido por haberle salvado la vida, pero el camino esta imposible, pues ha caído el invierno y las fuertes heladas impedirán que lleguen sanos y salvos a su destino, solo la muerte les espera a esta singular pareja de amigos.

Cuando se ve el poster y el tráiler del filme de inmediato se viene a la mente el filme de 10, 000 AC, por aquello de la estética visual que es bastante similar y la de La razón de estar contigo o Hachiko, por aquello de la historia y la verdad no están tan alejados nuestros pensamientos de esa creencia, pues vemos la historia de un hombre y su lobo agradecido, solo que contada en la era Paleolítica en Europa, justo en la última Era de Hielo de la prehistoria.

La historia tiene un arranque extremadamente lento, al grado de presentar al lobo hasta el minuto 40 mientras se plantea lo sucedido por el protagonista, pero ese proceso es terriblemente lento y aburrido, ya cuando sale el lobo, toma un camino diferente, pero nuevamente vuelve a caer en un bache, donde un filme de 96 minutos, se siente como de tres horas.

Otro de los grandes problemas del filme sin duda es la ambientación, pues no parece que estén 20,000 atrás, pues sus vestimentas, lucen demasiado perfectas e impecables, como para tratarse de personas que todavía no dominan la costura, aparte te manejan tiempos, como una semana antes, así como si en esa época, ya tuvieran un calendario establecido, pero ok, se los vamos a perdurar, porque todo está dentro de la fantasía y la ciencia ficción.

La historia es linda, lenta, pero linda y sin duda el final es en verdad bello y enternecedor, pues hay una muy grata sorpresa para todos los espectadores, algo que nadie se espera y en definitiva es lo mejor de todo el filme, junto con el sentimiento de amistad que hay entre el protagonista y el lobo, que nos enseña a respetar y querer a los animales, sin duda una cinta que si bien tiene sus puntos en contra, creemos que tiene más a favor y por eso vale la pena verla.

Lo bueno: Gran fotografía y el final

Lo malo: Tarda 40 minutos en salir el mentado lobo

Factor Xhale: Ni Terminator aguanto tanto y este solo se le rompió la pierna

Alfa (Alpha, USA, 2018)

Director: Albert Hughes

Protagonistas: Kodi Smit-McPhee, Morgan Freeman, Natassia Malthe

Guion: Daniele Sebastian Wiedenhaupt, Albert Hughes

Género: Aventura, Fantasía

Clasificación: PG-13

Duración: 96 Minutos

Distribuye: Sony Pictures México

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *