LA NOCHE DEVORÓ AL MUNDO

LA NOCHE DEVORÓ AL MUNDO

ATRAPADO SIN SALIDA

Por: Elliot Barrascout Ramírez

@elliotstitch

 

Después de una noche de esas que nunca se olvidan, algo cansado y harto Sam (Anders Danielsen Lie) mejor se encierra en su casa son sus casetes viejos y mucho cansancio, sin pensar que esa noche sería la última de paz y tranquilidad, pues al día siguiente descubre que su edificio está todo destruido y ve mucha muerte a su alrededor, sus amigos y vecinos se han convertido en feroces zombies que nada mas de verlo se le han abalanzando con deseos de sangre.

Ahora sin poder salir, Sam decidirá recorrer los departamentos para buscar provisiones que le permitan aguantar el encierro obligatorio que los zombis que están alrededor de su casa le impusieron, así que sin problemas él se prepara para vivir plácidamente este adelantado fin del mundo.

Pasan los días, las semanas y estos monstruos siguen rondando a su alrededor, a él se le acaban las provisiones, pero sobre todo la paciencia, pues al estar solo empieza a enloquecer, al grado de tener como único amigo a el zombie de un médico que está atrapado en un elevador y con el cual platica sin obtener respuesta.

La noche que devoró al mundo no es la típica cinta de zombies donde todos deben de correr por sus vidas y donde hay ríos de sangre, sesos y carne putrefacta, porque aunque aquí el centro de la idea son esos monstruos, el filme presenta una historia bastante humana que explota los sentimientos del ser humano, un hecho que puede suceder en cualquier tipo de holocausto y deja solo a un sobreviviente.

Sin radio ni TV, solo con su amor a la música, el protagonista sobrevive este tiempo, y aunque recorre todo el edifico, sabe que al final de día está atrapado entre cuatro paredes y sueña que estos zombies en algún momento romperán las puertas y entraran para devorarlo, sin duda una idea que mantiene no solo al protagonista, sino al espectador esperando en todo momento un final mortal, por eso mencionamos que es un filme donde se juega más con las emociones y sentimientos humanos, que con el hecho de ver a muertos vivientes corriendo tras una presa deseosos de sesos.

Sin necesidad de música ni diálogos, todo enfocado en el edificio donde vive el protagonista y algunas tomas de su alrededor son los ingredientes principales de este filme de horror, donde sin duda la actuación del protagonista, sobresale, pues al estar solo en toda la cinta, debe hacer algo para no aburrirse y de paso no aburrir al espectador y aunque hay partes algo lentas estas de inmediato se corrigen.

La noche devoro al mundo es un filme en verdad muy interesante y muy bueno, es una cinta que nos pone a pensar que haríamos si estuviéramos en un caso así, lamentablemente será une estreno limitado que llegara en pocos cines, pero si la encuentran vale mucho la pena, pero ojo si hay que advertir que no es la típica cinta de acción, donde vemos muertes de principio a fin, aquí vemos un lado más humano, cosa que hará que este filme sea valorado por ser algo diferente y original que nadie se debe de perder.

Lo bueno: Una historia de Zombies muy diferente

Lo malo: Estrenara en pocos cines

Factor Xhale: En medio del caos un gato gordo y muy bien cuidado

La noche devoró al Mundo (La nuit a dévoré le monde, Francia, 2018)

Director: Dominique Rocher

Protagonistas: Anders Danielsen Lie, Golshifteh Farahani, Denis Lavant

Guion: Pit Agarmen (novela), Jérémie Guez

Género: Horror

Clasificación: B

Duración: 93 Minutos

Distribuye: Cine Caníbal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *