IDOLOS 2.0

IDOLOS 2.0

Por: Elliot Barrascout Ramírez

@elliotstitch

 

En el año 2013, el talentoso productor Hugo Mejuto, presento el concepto Ídolos, donde participaron artistas de la talla de María José, Marta Sánchez y Mónica Naranjo, que como él ha dicho es un concepto más de fiesta, música y baile, no como Grandiosas, del cual también es creador, que se basa más en grandes voces y talento.

5 años después llega la segunda edición de Ídolos, ahora con Paulina Rubio, Belinda y Marta Sánchez, quien repite en el cartel y tras una cancelación de Sentidos Opuestos, por fin llego la fecha esperada, que fue el 7 de julio en el palacio de los deportes, para darse cita estos ídolo y su público mexicano.

Pasadas las 8:30, Paulina Rubio salió al escenario a brindar sus mejores éxitos, pero desde los primeros acordes de la canción Mío, dejo en claro que no había ensayado y que no venía preparada para ofrecer un show de calidad, cosa que en efecto sucedió y durante los 45 minutos que duró su show, tuvo errores, se le olvidaban las canciones y su voz dejo mucho que desear, con todo y esto le aplaudieron y el público canto sus mejores éxitos, como El ultimo adiós, Yo no soy esa mujer y Mi nuevo vicio, para abandonar el escenario y nunca más regresar.

Tras una breve pausa con las luces encendidas y cambio de músicos, apareció en escena la gran Marta Sánchez, que con su potente e incomparable voz, entono la canción Soy yo a lo que le siguieron Dime la verdad y No controles, que aunque muchos no sabían, este éxito escrito por Nacho Cano, fue interpretado primero por Ole-Ole, mucho antes que por nuestras amadas Flans.

Tras dejar el escenario Marta, se pudo ver en pantalla que seguía Belinda y como es bien sabido, ella siempre ofrece un gran show y no decepcionó, pues bajo volando para interpretar como inicio un medley con sus grandes éxitos como Lo siento, Vivir, y Boba Niña Nice, para continuar con Ni Freud, ni tu mama y cerrar con Muriendo lento, la cual fue acompañada por Jay de la cueva, quien prendió con tu guitarra y talento a todos los asistentes del palacio de los deportes.

El show Ídolos tomo forma, como Mejuto siempre ha concebido sus shows, donde Marta y Belinda, cantaban una serie de tres canciones y abandonaban el escenario para dar paso a la otra, hasta el momento que ambas se presentaron para cantar el gran himno de Marta Sánchez, desesperada, sin duda un tema que enloqueció a todos.

Sin duda Belinda y Marta brindaron lo mejor de ellas y se notó su entrega, su profesionalismo y amor al público y su carrera, no como otras, al grado que volvieron a unirse para cantar el gran clásico de Belinda, Luz sin gravedad y dos temas más para cerrar con broche de oro, una gran noche con dos artistas que inundaron con su talento y simpatía el escenario de Ídolos 2.0 y esperamos con ansias el 3.0 pues Hugo ya nos adelantó a nuestra jarocha consentida, Yuri.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *