LAS HORAS MÁS OSCURAS

LAS HORAS MÁS OSCURAS

Por: Fer Ortega

Winston Churchill (Gary Oldman) es un político inglés de poca monta, a quien por azares del destino y en el peor momento posible le llega la oportunidad de ser Primer Ministro de Inglaterra, puesto con el que soñaba desde el jardín de infantes según el mismo cuenta. Borracho, fumador, excéntrico y con una facilidad para inspirar miedo en las personas, no es la mejor opción a ocupar tan anhelado cargo, incluso el Rey George VI (Ben Mendelsohn) duda en otorgarle el nombramiento, y termina cediendo solamente por los calores políticos que se vivían en el Reino Unido al principio de la segunda guerra mundial.

Churchill tiene sobre sus hombros el peso de definir las acciones de Inglaterra y sólo tiene dos opciones: Pactar con Adolf Hitler y sus nazis o (la única opción viable para él) Luchar hasta el final, en una guerra cuyo panorama Alemania lleva todas las de ganar y la posibilidad de que los ingleses pierdan es enorme. Apoyado inicialmente por su esposa (Kristin Scott Thomas), quien es una gran admiradora de su marido, sus hijos y el apoyo cómplice de su mecanógrafa Elizabeth Layton (Lily James). Y con todos los demás en contra suya.

Como todos sabemos Churchill sale victorioso y es recordado por inyectarle coraje a los ingleses cuando más lo necesitaban, un estratega arrojado y enérgico, cuyas ideas como el proyecto Dynamo (Dunquerque) lograron hacer que el nacionalismo fluyera por las venas de cada habitante de Inglaterra.

Dirigida por Joe Wright (Anna Karenina, El Solista, Orgullo y Prejuicio) la película logra capturar la tensión que se vivía en los famosos cuartos de guerra europeos, con una soberbia ambientación, que no es de extrañarse conociendo al director y con una fotografía simple pero muy bella, con tomas de cámara que humanizan a los personajes y nos hace ver lo pequeños que eran los hombres que debían tomar las grandes decisiones.

En la parte actoral, todo el crédito de la película es para Gary Oldman, quien hace un excelente papel dándole vida a uno de los personajes más polémicos de la historia mundial, si bien este es el único pecado de la película, que deja caer todo el peso de la trama en un sólo actor y hace que los demás tomen un papel cómodo y se nota el poco esfuerzo que hacen por hacer contraparte, salvo Lily James quien tiene una participación sobria y muy bien ejecutada.

No es de extrañarse que esta cinta llegue a ser nominada en todas las premiaciones, siendo Oldman, James y el fotógrafo Bruno Delbonnel quienes tengan una mayor posibilidad de ganar por su excelente trabajo. Si es fan de las películas históricas corra a ver esta gran película, pero si lo histórico y biográfico no es lo suyo, opté por entrar a otra sala, ya que la trama puede llegar a parecer lenta en su afán de apegarse lo mayor posible a los hechos reales.

Lo Bueno: Gary Oldman retratando a Churchill

Lo malo: Es lenta si no le gustan las películas biográficas.

Factor Xhale: N/A

Véala si le gustó: Dunquerque, J. Edgar, Churchill

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *